jueves, 10 de octubre de 2013

Reglamento. Parte XIII: Tirarse a la piscina

Los chicos intentan ganarse la confianza de las chicas, para después lanzarse a la piscina y conseguir puntos de pasión. Un chico puede declarar en su turno que se tira a la piscina justo después de robar. Solamente podrá hacerlo con una chica que le esté mirando y con la cual haya generado un mínimo de cinco indicadores de éxito y/o fracaso. Esto representa que el chico intenta darle un apasionado beso a la chica.
Para saber como reacciona ella, el jugador tomará el mazo de indicadores que tiene generado con la chica y se lo dará al jugador que esté sentado a su derecha, el cual barajará el mazo, para a continuación ofrecérselos desde su mano en abanico, ocultándole su tipo. El jugador deberá entonces escoger uno y mostrar a todos el resultado, que podrá obviamente ser un éxito o un fracaso. Después lo descarta.

Como puedes ver, es importante haber generado más indicadores de éxito que de fracaso, ya que ello da más posibilidades de obtener un éxito a la hora de tirarse a la piscina. Si un jugador generó solamente indicadores de éxito con la chica, el resultado es un éxito automático, al igual que si generó solo fracasos, el resultado es fracaso automático, aunque este último caso no debería ocurrir nunca, ya que el jugador sería consciente de ello antes de realizar el intento.

A continuación para resolver el resultado final de tirarse a la piscina, el jugador de la derecha toma el mazo de resultado exitoso (si se obtuvo un éxito al tirase a la piscina) o el mazo de resultado fracaso (si se obtuvo un fracaso), y lo baraja, ofreciéndole las cartas en abanico al jugador que se tiró a la piscina, igual que lo hizo en el paso anterior con los indicadores, para que tome una de las cartas. La carta que tome será el resultado final que ha obtenido con dicha chica. Un jugador puede escoger no elegir carta de resultado exitoso y tomar automáticamente la de número de teléfono.



Resultados exitosos

Pasión: No podría haber ido mejor. La chica acepta el beso del chico y además, se marcha con él de la discoteca para ir a un lugar más íntimo. 
El jugador obtiene todos los puntos de pasión que indica la tarjeta de la chica y deja de jugar el resto del escenario. Retira también la tarjeta de la chica y todos los indicadores que hubieran generado con ella los jugadores.

Besos: El chico y la chica se besan apasionadamente. El jugador gana inmediatamente la mitad de los puntos de pasión que indica la tarjeta de la chica.
A continuación, ella se marcha, por lo que se retirará la tarjeta de esa chica y todos los indicadores que hubieran generado con ella los jugadores.
El chico podrá seguir jugando hasta el final del escenario, pero el resto de chicas han visto que su amiga se besó con él, por lo que no podrá tirarse a la piscina con ninguna de ellas. Este jugador seguirá con sus turnos de manera normal, jugando cartas, y tomando atenciones, para estorbar al resto de jugadores.

Número de teléfono: La chica rechaza cortésmente al chico, pero le da su número de teléfono, por lo que podría tener una cita con ella otro día. 
Este jugador ya no podrá tirarse a la piscina de nuevo con esta chica en este escenario, y el juego seguirá normalmente, aunque habrá que tener en cuenta varias cosas:

Si el jugador que tiene el número de teléfono de una chica, se lanza a la piscina con otra diferente, y obtiene un resultado de besos o pasión, se considerará que ha perdido todos los números de teléfono obtenidos en ese escenario.
Si un jugador se tira a la piscina con una chica que ha dado a alguien su número de teléfono y obtiene un resultado de besos o pasión, los jugadores que tuvieran su número de teléfono, lo pierden.
Si un jugador obtiene el número de teléfono de una chica, que ya hubiera dado su número a otro jugador, solamente podrá citarse con ella el último que obtuvo el número en cuestión.
Un jugador puede tener el número de teléfono de cualquier número de chicas.

Si el escenario termina y sigue teniendo el número de teléfono de alguna chica, puede tomar sus tarjetas y guardarlas como recordatorio de que los posee.
Teniendo en cuenta estas pautas, un jugador que tenga el número de teléfono de una chica, puede citarse con ella en los escenarios siguientes

Resultados fracaso.

Cobra: La chica esquiva el beso del chico como si fuera una culebra. El chico pierde su atención, y si además estaban en un privado, éste se disuelve automáticamente.

Cobra acuática: La chica esquiva el beso del chico como si fuera una culebra y le vuelca sobre la cabeza la bebida que estaba tomando. El chico obtiene automáticamente un indicador de fracaso con ella, pierde su atención, si estaban en un privado éste se disuelve automáticamente, y por si fuera poco, obtiene la tarjeta baboso (en esta misma página tienes más información).

Tengo novio: La chica rechaza firmemente al chico, diciéndole que tiene novio. El jugador pierde la atención de la chica y si estaban en un privado éste se disuelve automáticamente. A partir de este momento, todos los jugadores que se tiren a la piscina con esta chica obtienen automáticamente el resultado “tengo novio”.
Si este resultado aparece y alguien ya ha obtenido el número de teléfono de esa chica, el resultado “tengo novio” se sustituirá automáticamente por “cobra” (esto representa que una chica con novio no da su número de teléfono). 
Si la chica tiene la habilidad “promiscua”, este resultado de fracaso se ignora, para sacar un resultado exitoso.



El baboso

Una de las peores cosas que puede pensar una chica de ti es que seas el baboso del grupo. Un jugador puede obtener por varias circunstancias la tarjeta baboso:
-Obteniendo un resultado “cobra acuática” al tirarse a la piscina con una chica del escenario.
-Obteniendo un resultado de fracaso a partir de la segunda vez, indistintamente de si fue con la misma o con chicas diferentes (Las chicas citadas no cuentan).
Cuando alguno de estos casos ocurra, el jugador toma la tarjeta “baboso” y la coloca al lado de su tarjeta de personaje bien a la vista. Las chicas de cada escenario son un grupo de amigas y cuando una considera a un chico el baboso del grupo, todas las demás también lo harán. Sin embargo, nunca considerarán el baboso a más de un chico a la vez, por lo que cuando un jugador obtiene la tarjeta baboso, se la quita al que la tenía anteriormente, de esta manera la tarjeta puede ir cambiando de dueño constantemente.
Un jugador que posea la tarjeta baboso, hace que todas las chicas posean la habilidad “exigente”, que hace que se deban obtener dos éxitos consecutivos con ella para tener éxito. Si la chica ya poseía dicha habilidad, se convertirá en “muy exigente” que requerirá el obtener tres éxitos consecutivos. Es terrible, ¿verdad? Entonces, procura que las chicas no te consideren un baboso.




Terminando los escenarios

Cuando la tercera carta “pasa el tiempo” aparece, la discoteca procede a cerrar y las chicas se marchan. Sin embargo, existe una última oportunidad de ligar. Puedes hacer un intento final de “tirarte a la piscina” con una chica en tu localización  si cuando acaba el escenario posees su atención y el mínimo de indicadores habitual, es decir, cinco o más. Ten en cuenta que esto no se considera un turno, ni se pueden jugar cartas ni nada por el estilo. Solamente representa el intento desesperado de un ligón que ve como se le frustran los planes porque el tiempo pasó demasiado deprisa. Resuelve este intento de la manera habitual.
Una vez resueltos estos intentos desesperados, retira todos los indicadores de éxito o fracaso, contadores de alcohol y de mirada de todos los jugadores; el escenario ha terminado. 


Si quedan todavía por jugar más escenarios, comienza con la preparación de la misma manera que se hizo con el primero, con la salvedad de que no pueden aparecer de nuevo chicas que ya salieron en otros escenarios. Ahora es el momento en el que un jugador que posea el número de teléfono de alguna chica debe decidir si tener una cita con alguna de ellas en el escenario siguiente (debe decidirlo antes de mostrar las chicas del nuevo escenario). Si es así, prepáralo tal y como se indica en la sección siguiente.

No hay comentarios:

Publicar un comentario